Yoga para embarazadas primer trimestre

¿Es seguro el yoga prenatal en el segundo trimestre?

Una guía fotográfica práctica, paso a paso, de posturas de yoga elegidas específicamente para ayudarte de forma segura durante el embarazo y los primeros meses posteriores al parto.El yoga es más importante durante el embarazo que en cualquier otro momento de tu vida. A medida que tu cuerpo se vuelve desconocido para ti de trimestre en trimestre y a medida que se acerca el parto, necesitas secuencias seguras, fortalecedoras y de apoyo que te guíen en tu viaje. Este libro te ofrece posturas de yoga paso a paso especialmente adaptadas para cada trimestre, y técnicas de relajación y sencillos ejercicios de respiración te mostrarán cómo adaptarte a las exigencias físicas del parto y dar a luz con confianza. Desde la concepción hasta el nacimiento, te ayudará a desarrollar un bienestar compartido y a seguir cosechando los beneficios del yoga después del parto, mientras te vinculas con tu nuevo bebé y recuperas la forma.

Yoga para los primeros meses de embarazo

En estas clases el objetivo es conectar con el cuerpo y las increíbles transformaciones que se producen durante el embarazo. Fomentamos la conexión entre la madre y el bebé, al tiempo que cuidamos la postura de la columna vertebral y tomamos conciencia de la respiración natural. Es seguro practicar después del primer trimestre y no es necesario haber practicado Yoga antes.

  Yoga para embarazadas en tenerife

Todos los profesores de nuestro estudio son profesores de yoga prenatal titulados. En caso de que no puedas asistir a una clase prenatal especial, puedes asistir a alguna de las clases generales donde se adaptarán las posturas y recibirás una atención personalizada ya que hay un máximo de 8 alumnos por clase.

Cuándo empezar el yoga prenatal

Los artículos de Verywell Family son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud familiar. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Es seguro practicar yoga durante el primer trimestre del embarazo, aunque debe evitarse el yoga caliente (como las bañeras de hidromasaje u otras actividades que puedan sobrecalentarte). Los tres primeros meses de embarazo son una época de grandes cambios en tu cuerpo y practicar yoga puede ayudarte a sobrellevar esta etapa tanto física como emocionalmente.

  Se puede hacer yoga en el embarazo

Si tienes náuseas durante el primer trimestre, tu cuerpo te está diciendo que te lo tomes con calma. Si has estado asistiendo a clases de yoga con regularidad, date permiso para faltar o tomar una clase menos vigorosa si no te sientes bien.

Es posible que no te sientas cómoda hablando de tu embarazo con mucha gente durante el primer trimestre. Pero puede que quieras decirle a tu profesor de yoga que estás embarazada para que pueda ayudarte con las modificaciones. Pídele al profesor que sea discreto si aún no estás preparada para hacerlo público.

Desventajas del yoga prenatal

Antecedentes: La depresión prenatal se asocia a un mayor riesgo de enfermedades físicas, fisiológicas, cardiovasculares y psicológicas para las madres y los futuros recién nacidos. La depresión prenatal y los síntomas depresivos podrían tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo, emocional, social y conductual de los niños.

Métodos de selección de estudios: Se realizó una revisión sistemática con metaanálisis de efectos aleatorios. Sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorizados publicados en inglés o español con población embarazada e intervenciones con programas de ejercicio realizados durante el embarazo. Se analizaron las puntuaciones obtenidas por los instrumentos que medían el estado emocional y los síntomas depresivos, así como el número y porcentaje de mujeres deprimidas de los grupos de estudio.

  ¿Qué tipo de yoga puede hacer una embarazada?

Tabulación, integración y resultados: Se analizaron 15 estudios y se encontró una asociación negativa entre el ejercicio moderado durante el embarazo y la depresión prenatal (ES = -0,36, IC 95% = -0,58, -13, I2 = 80,2%, Pheterogeneidad = 0,001). Además, los estudios también mostraron que las mujeres inactivas durante el embarazo tenían un 16% más de probabilidades de sufrir depresión prenatal [RR = 0,84 (IC 95% = 0,74, 0,96) I2 = 61,9%, Pheterogeneidad = 0,010].

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad